EPN, ESPERADA RESPUESTA

EPN, ESPERADA RESPUESTA

Gerardo Edmundo Viloria Varela
Ejercicio del Poder
9-4-2018

En la relación bilateral de los gobiernos mexicano y de Estados Unidos, desde los inicios de nuestra vida independiente, la trama constante ha sido compleja y aciaga.

En ella, hay tatuajes imborrables: Estados Unidos se hizo nación con la mitad de nuestro territorio.

Además de ello, a lo largo del tiempo ha habido diversos agravios, momentos duros y traumáticos.

En la genealogía de encuentros y desencuentros, el vecino país ha mantenido una posición de ventaja económica, política y militar, y en muchos momentos de amenazas, ataques y guerras, que lastiman la dignidad y la convivencia.

Sin embargo, la historia nacional arroja momentos memorables en los cuales el gobierno mexicano ha logrado sobreponerse a la política opresora estadunidense con verdaderos actos de valentía, dignidad y defensa de la soberanía.

Respecto a esa fase imperial de los gobiernos estadounidenses, en el primer encuentro dado en 1909, entre un presidente de México y uno de Estados Unidos, PORFIRIO DÍAZ y WILLIAM TAFT, en Ciudad Juárez, Chihuahua, el oaxaqueño DIAZ, puso a TAFT en su lugar diciéndole que “inmiscuirse en América Latina contravenía la soberanía de sus estados”.

El investigador emérito en el Instituto de Investigaciones Sociales (IIS) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), CARLOS MARTÍNEZ ASSAD rememora que el inquilino de la Casa Blanca, WILLIAM TAFT se enojó tanto que después permitió a los revolucionarios mexicanos hacer todas las actividades que quisieran en Estados Unidos, con tal de que cayera quien lo había tratado de “igual a igual”.

Ahora, el presidente de Estados Unidos, DONALD TRUMP, ante su fracaso político para que se autoricen fondos para construir el muro fronterizo, el pasado martes, luciendo su odio hacia México, con actitud autoritaria y despótica, amenazo con activar militares de la Guardia Nacional en la frontera con nuestro país.

“Vamos a estar vigilando nuestra frontera con nuestras Fuerzas Armadas. Ese es un gran paso”, narró a los periodistas.

Ante esta ofensiva y arbitraria posición de TRUMP, el presidente de la República, ENRIQUE PEÑA NIETO, en un discurso a la nación, le envió un claro y recio mensaje:

“Si sus recientes declaraciones derivan de una frustración por asuntos de política interna, de sus leyes o de sus Congresos, diríjase a ellos, no a los mexicanos… Nada ni nadie está por encima de la dignidad de México”.

Para todos los mexicanos fue la adecuada y esperada respuesta.

Esta entrada fue publicada en Columnas, Gobierno, Política y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *