NACE ELIZABETH BROWNING POETA INGLESA

NACE ELIZABETH BROWNING POETA INGLESA

Hoy en la Historia |06 MARZO 1806

Elizabeth Barrett Browning nació el 6 de marzo 1806, en Durham, Inglaterra en el seno de una familia de propietarios de plantaciones, Elizabeth era la mayor de 12 hijos, y pronto llegó a despreciar a la esclavitud de la cual su familia dependía. Como muchas mujeres de la época, Elizabeth Barret fue educada en el hogar. Allí, bajo la atenta mirada de Hugh Stuart Boyd, un vecino de la familia, Elizabeth logró dominar la literatura clásica antes de cumplir los 14 años.

En esos años de adolescencia, Elizabeth Barret contrajo una extraña enfermedad pulmonar. Muchos coinciden en que se trató de tuberculosis, pero no todos se ponen de acuerdo en este punto, ya que otros historiadores afirman que el mal que la aquejaba era una lesión en la columna vertebral, producida por una caída. Lo cierto es que su familia consideró que sus facultadas estaban limitadas, se la recluyó en el hogar, y desde entonces fue tratada como una inválida.

El escenario en donde Elizabeth Barret pasaba sus días era abrumadoramente silencioso; los muros de la casa se cerraban a su alrededor: los criados, bajo las estrictas órdenes del padre, sólo tenían permitido susurrar para no alterar los nervios de la joven. Casi podría decirse que en esas condiciones era muy difícil no considerarse enfermo.

La voluntad de Elizabeth era de una mansedumbre conmovedora, pronto aceptó con resignación su solitaria condición, y jamás cuestionó las imaginarias limitaciones impuestas por los médicos.

Así fue que Elizabeth Barret, cuya única alegría consistía en aquellas temerosas expediciones a la biblioteca de su padre, donde comienza a crecer en aquella biblioteca: su inteligencia prodigiosa la llevó a recorrer los pasajes más laberínticos de la literatura.

El primer volumen de Browning de la poesía escrita en la edad adulta, Los serafines y otros poemas (1838), se aseguró su reputación como poeta más respetado de la época, e incluso se la consideraba como un posible sucesor de William Wordsworth como poeta laureado después de su muerte en 1850.

En 1844 las visiones de Elizabeth Barret fueron conjuradas en un libro, dividido luego en dos volúmenes, y titulado sencillamente Poems.

En una obra titulada Poems, publicada en 1844, llamó a la atención de Robert Browning, seis años menor que ella. La carta que escribió felicitándola por su trabajo fue la primera de las 574 que pasó entre ellos por más de dos años.

Cierta tarde, Elizabeth Barret se dispuso cómodamente a leer una nueva carta de su platónico amante. En ella, Robert Browning le comunicó su firme intención de conocerla. Ella reaccionó con gran angustia, ya que siempre se había visto ajena a los embates masculinos. En una rápida carta, Elizabeth le respondió que el encuentro sería imposible, asegurando que los médicos le tenían prohibido cualquier encuentro social, y más aun si éste era con un desconocido.

Pero Robert Browning no cedió. Con una astucia que sólo proveen la desesperación y el amor, le respondió que entendía la posición de los médicos, pero que seguramente ellos no se opondrían a que salga a pasear con su prometido.

No había manera de negarse a semejante propuesta.

Elizabeth Barret y Robert Browning acordaron en salir a pasear en coche; solos, sin damas de compañía ni molestos criados que viniesen a importunar aquel primer momento de intimidad. Por lo que comentan sus biógrafos, tampoco su padre estuvo al tanto del encuentro. Como es sabido, ciertos espectros pierden poder ante el amor.

Imaginamos la angustia y la ansiedad de Elizabeth minutos antes de encontrarse con su amado. Hacía años que no salía a la calle, y realmente temía sufrir una indisposición en un momento tan inoportuno.
Primero caminaron algunos metros en silencio, luego ella posó una mano sobre un árbol, y comprobó que el aire fresco no la perjudicaba.

Esa misma tarde acordaron en escaparse. Se casaron en secreto y a los pocos días huyeron a Italia.

Su padre nunca perdonó lo que consideraba una traición. Cada carta que Elizabeth le enviaba era prolijamente quemada. Su orgullo no cedió en ningún momento, ni siquiera cuando los padecimientos de su hija se agravaron peligrosamente.

La pareja participó activamente en la vida social de Italia; y ambos apoyaron fervientemente su lucha contra Austria.
Vivieron en una felicidad que no tuvo precedentes en sus vidas. Florencia les brindó un refugio paradisíaco, y allí pasaron los quince años de matrimonio que compartieron.

Sus trabajos más conocidos incluyen Grief, How Do I Love Thee?, Lost Mistress, y su Sonnets from the Portuguese poems.

Ella hizo campaña para la abolición de la esclavitud y su obra influyó en la reforma de las leyes de trabajo infantil.

A comienzos de 1861, las dolencias de Elizabeth Barret Browning fueron creciendo en intensidad, y a mediados de ese año su voluntad finalmente se quebró muriendo en los brazos de su esposo en 1861. Su cuerpo fue enterrado en el cementerio protestante de Florencia.

Leer más efemérides…

Esta entrada fue publicada en Efemérides, Historia y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *