¿FELIZ AÑO NUEVO?

¿FELIZ AÑO NUEVO?

Gerardo Edmundo Viloria Varela
Ejercicio del Poder
4-01-2017

De origen popular el proverbio, expresa un pensamiento moral, un consejo o una enseñanza.

En este caso: “No se puede ocultar el sol con un dedo”, lo empleamos para señalar la ignominiosa realidad de México al concluir 2016 e iniciar 2017, y que intenta encubrir los responsables de ella.

Esta evidencia transformada en desilusión impera en un muy alto número de hogares mexicanos -más de 55.3 millones viven en la pobreza y más de 25 millones en pobreza extrema- donde no se renovaron las expresiones de esperanza como: bienestar, prosperidad, felicidad, armonía y salud.

Podría parecer pesadilla, pero 2016 cerró –en un país petrolero como el nuestro- con desabasto de gasolina.

Desde hace dos semanas se reportó en al menos 12 estados del país -incluido el Estado de México- escasez de carburante.

Esto originó que en León, Guanajuato se observara venta callejera en bidones, cuyo precio llegó a los 40 pesos por litro.

Lo anterior, a pesar que el director general de Transformación Industrial de Petróleos Mexicanos (Pemex), CARLOS MURRIETA CUMMINGS, aseguró que no hay falta de combustible.

Así, se suma engaño, corrupción, saqueo, robo, inseguridad, violencia, impunidad, pobreza y desigualdad, mismas que son una constante en la vida diaria de millones de compatriotas.

De tal forma que el país está desgarrado y destrozado. La nación está desdibujada, señala el antropólogo CLAUDIO LOMNITZ.

El escenario para 2017 se presenta desalentador ante nuevas desventuras: el arribo de TRUMP a la Casa Blanca, fortaleciendo nacionalismo y proteccionismo del país más abierto y promotor del libre comercio; persistente devaluación del peso mexicano frente al dólar; aumento en las tasas de interés; previsible caída de las remesas desde Estados Unidos; acrecentamiento al precio de las gasolinas cuyo efecto devastador causará una escalada de precios difícil de controlar.

A partir del 1 de enero hay en todo el país 90 diferentes precios máximos de las gasolinas y diésel, anunció la Secretaría de Hacienda. Desde el 18 de febrero los ajustes se realizarán de forma diaria.

Con artilugios, su titular, JOSÉ ANTONIO MEADE, exhorta: “nadie se asuste”. Los ciudadanos reclaman, digan la verdad: el alza es impuesto muy alto.

Es tan intenso que sus consecuencias negativas frenarán el crecimiento económico, disparará la inflación, afectará sin distingo toda la cadena productiva y de servicios, incluso, podrá crear una nueva crisis.

¿Feliz Año Nuevo 2017?

Esta entrada fue publicada en Gobierno y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *