¡TRAGEDIA!

EJERCICIO DEL PODER
POR: GERARDO VILORIA 

Casi al anochecer del pasado viernes, supimos de la tragedia que se había producido al registrarse una explosión en una toma clandestina en la localidad de San Primitivo, municipio de Tlahuelilpan, Hidalgo, provocada por el robo de combustible.

De acuerdo con el gobierno de Hidalgo, “a las 17:04 horas se recibe reporte al 911 de Emergencias sobre fuga del hidrocarburo”.

El secretario de Seguridad Pública, ALFONSO DURAZO señaló que una vez que fue detectada la ubicación del ducto, una patrulla del Ejército y la Policía Federal se presentó al lugar. Sin embargo, tuvo que replegarse ante la llegada de centenares de pobladores de la comunidad aledaña. Avanzó el tiempo hasta que, ya en la oscuridad, 19:10 horas se registró la fuerte explosión que movilizó a autoridades de todos los niveles.

Acto seguido a la contingencia la Secretaría de la Defensa Nacional activó el Plan DN-III para atender la tragedia, en tanto, el presidente ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR llamó a todo el gobierno a prestar auxilio a las familias afectadas.

Hasta el momento de remitir esta nota (sábado por la tarde), aún no se tenían cifras oficiales, pero sí imágenes desgarradoras de múltiples personas quemadas; se habían contabilizado 76 heridos y cifras preliminares reportaban 66 personas fallecidas.

Posterior al siniestro ocurrido, el titular del Ejecutivo federal LÓPEZ OBRADOR, arribó a las 00:45 horas del pasado sábado a Tlahuelilpan, Hidalgo.

Tras el fatal percance, diversos países latinoamericanos lamentaron el suceso, mostraron su espíritu de solidaridad y ofrecieron apoyo al gobierno del presidente ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR. Desde el sitio del incidente, AMLO precisó que estos hechos no cambiarán la estrategia contra el robo de combustible, sino todo lo contrario, pues el ‘huachicol’ fue el responsable de la “tragedia”.

Es relevante señalar que Hidalgo es uno de los estados donde el negocio del huachicoleo o la extracción ilegal de combustible de los poliductos de Petróleos Mexicanos (Pemex) se incrementó, debido a las atractivas y sustanciosas ganancias de ésta práctica ilegal.

Datos de la paraestatal indican que en 2017 Hidalgo fue la cuarta entidad con mayores tomas clandestinas del país al registrar mil 64 hechos.

De acuerdo a Pemex de 2000 a 2018 se detectaron 71 sustracciones furtivas en Tlahuelilpan, municipio sureño de Hidalgo; 2017 es el año de auge de roturas con 38 casos.

Para el 2018 solo fue rebasado por Puebla con mil 815 perforaciones.

Esta entrada fue publicada en Columnas y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario