TRUMP DESARROPA T-MEC

EJERCICIO DEL PODER
POR: GERARDO VILORIA

El presidente norteamericano DONALD TRUMP reafirmó, el pasado miércoles, su promesa de campaña de hacer que México pague por el muro en la frontera.

Sostuvo que México ya está pagando el muro fronterizo como él ofreció, lo anterior, a través del nuevo tratado comercial de América del Norte que reemplazó al TLCAN.

Afirmó que los gastos del muro se cubren ya con el dinero que Estados Unidos se está ahorrando con el renegociado acuerdo comercial de Norteamérica (T-MEC en español), firmado el 30 de noviembre en Buenos Aires, Argentina, por los presidentes mexicano ENRIQUE PEÑA NIETO, el estadounidense DONALD TRUMP y el Primer Ministro canadiense JUSTIN TRUDEAU.

Proclamó: “A menudo dije “De un modo u otro, México pagará por el Muro”. Esto nunca ha cambiado. Nuestro nuevo acuerdo con México (y Canadá), el USMCA, es mucho mejor que el antiguo, muy costoso y anti-acuerdo con el TLCAN de EE. UU., Que solo por el dinero que ahorramos, ¡MÉXICO PAGA POR EL MURO!”.

Recalcó: ofrece un saldo positivo para Washington, en previsible detrimento de México, con lo que se financiará la obra.

En cuanto a lo declarado por TRUMP, podemos referir lo siguiente:

En conferencia de prensa el presidente de la Confederación Patronal de la República (Coparmex) GUSTAVO DE HOYOS WALTHER reconoció que México cedió en la negociación del acuerdo comercial que sustituirá al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), pero justificó que el objetivo de ello fue hacerlo sostenible para industrias como la automotriz.

Por su parte, para el investigador de la Facultad de Economía de la UNAM, el economista DAVID LOZANO, señaló: “A pesar que el Gobierno mexicano actual y entrante digan que este acuerdo tiene buenas expectativas a mediano y a largo plazo para México, no es cierto”.

Las condiciones puestas al acero dejan a México en posición vulnerable. Le sale a México más caro vender su propio acero, que comprarlo a EEUU y es ridículo porque México estaba teniendo ganancias en este rubro”, explicó.

El sector agropecuario es el gran flanco abierto para la economía mexicana: “Las cosas quedan como estaban anteriormente no hay un acuerdo real que beneficie a los productores y exportadores mexicanos del sector”.

En el caso de la industria farmacéutica que otorgó 10 años de monopolio a las empresas estadounidenses en las patentes de medicinas y técnicas médicas: “México quedó en cero, todo se lo llevaron EEUU y Canadá.

Así, acaba desarropado T-MEC

Esta entrada fue publicada en Columnas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario