PRI, DESGASTADO: EPN

PRI, DESGASTADO: EPN

Gerardo Edmundo Viloria Varela
Ejercicio del Poder
26-8-2018

Por el sendero de las definiciones políticas, en reciente entrevista concedida a nuestra colega ROSA ELVIRA VARGAS, de la Jornada Maya, el presidente ENRIQUE PEÑA NIETO, entre otros temas, se refirió a su partido político, el Revolucionario Institucional (PRI).

Ante todo, aceptó que un presidente es por derivación el líder natural de su partido.

En ese razonamiento, no dejó de reconocer que fue su gobierno el que pesó en la que ha sido calificada por muchos como la más grande y grave derrota del PRI, en este caso, frente al Partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

Señaló: “el ejercicio del gobierno desgasta y eso impacta en el partido que está representado en el gobierno”.

Agregó: “fuimos un gobierno representando a un partido que decidió emprender cambios profundos, que tomó decisiones de enorme desgaste al organismo político”.

Ante este escenario, comentó: “El PRI tendrá que redefinirse y replantearse para poder seguir siendo una opción política para los mexicanos”.

Al ser cuestionado sobre si su partido debería variar de nombre, desde su militancia recomendó un cambio “de nombre y de esencia, si conserva los apellidos entonces no funciona”, resaltó.

Subrayó: Esta elección, y ya las anteriores, dejan ver un estigma muy señalado, y además muy asimilado ante la sociedad. Lamentablemente, de desgaste y de reproche hacia el PRI como marca”.

“Está el caso de la Ciudad de México. Desde que hubo elecciones para Jefe de Gobierno, el PRI nunca ha ganado y le ha costado mucho trabajo revertir. Tiene un gran desgaste”.

Y, ante el cuestionamiento a PEÑA NIETO, quien el próximo 1 de diciembre cederá el poder a ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, respecto a si el PRI volverá a la Presidencia, categórico argumentó: “Pues no soy adivino ni mago”.

Es válido mencionar que el PRI ocupó la presidencia durante casi 88 años consecutivos y, que solo 12 de esos hacen la excepción.

De igual manera, el PRI, obtuvo 3er lugar en el pasado proceso electoral, y representará la quinta fuerza en la Cámara de Diputados federal, ya que ganó apenas 42 de los 500 escaños.

Ocupa el tercer lugar en el Senado, con 14 de 128 escaños.

Ante ello, si el PRI no realiza cambio estructural, difícilmente volverá al poder.

Al hacer un balance sobre el desgaste y los adversos resultados de su partido en las elecciones presidenciales del pasado 1 de julio, cabe considerar la reflexión profunda y el miramiento que tuvo el Presidente ENRIQUE PEÑA NIETO.

También te puede interesar:

Esta entrada fue publicada en Columnas, Gobierno, Política y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario