SALARIO ROSA: JUSTICIA SOCIAL

SALARIO ROSA: JUSTICIA SOCIAL

Gerardo Edmundo Viloria Varela
Ejercicio del Poder
19-02-2018

La desigualdad económica sigue siendo en muchos países del mundo y, el nuestro no es excepción, una dolorosa realidad.

Sin embargo, en México, no sólo es económica, medida en ingresos, sino social.

Esa discrepancia radica no solamente en la carencia de oportunidades, sino también, en el ejercicio de los derechos y el desarrollo de capacidades para todos.

LAÍS ABRAMO, directora de la División de Desarrollo Social de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe(Cepal), ha señalado “la igualdad implica aspectos económicos, sociales, políticos y culturales”.

El organismo Acción Ciudadana Frente a la Pobreza, informó: “Aún hay más de 21 millones de mexicanos que no ejercen sus derechos básicos y que no cuentan con ingreso suficiente para la sobrevivencia”.

Respecto al Estado de México, hasta agosto de 2017, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social reportó en la entidad una Población Económicamente Inactiva (PEI) de 5 millones 278 mil 859 de personas, de las cuales 3 millones 974 mil 980.8 (75.3%) son mujeres.

Para hacer frente a este reto de pobreza y exclusión social, cada vez más arduo por la lentitud para encararlo, y generar una sociedad más equitativa, urgen políticas públicas que plasmen una justicia social intensa e integral.

La satisfacción de las necesidades básicas de la población sumida en la pobreza y desigualdad, no pueden esperar.

La justicia social implica el compromiso del Estado para resolver aquellas condiciones en las que se crea la desigualdad y exclusión, así como ayudar a la población que las padece salir del ambiente de vulnerabilidad social.

Este deber ser lo reivindicó, el pasado jueves, el gobernador del Estado de México, ALFREDO DEL MAZO MAZA, quien puso en marcha el programa “Salario Rosa”.

Este esquema social, que brinda un apoyo económico –en forma estable de dos mil 400 pesos bimestrales- a mujeres dedicadas al hogar “se caracteriza por contar con acciones inclusivas, integrales, solidarias y productivas, que tienen como finalidad el desarrollo humano, para combatir la pobreza con un enfoque multidimensional, dejando el asistencialismo”, señaló el secretario de Desarrollo Social, ERIC SEVILLA MONTES DE OCA.

Con este nuevo rumbo de acciones donde sobresalen: superación, respeto a la dignidad de las personas e igualdad de oportunidades para las mujeres, ALFREDO DEL MAZO, rehabilita los valores tradicionales de responsabilidad, solidaridad y justicia social.

Esta entrada fue publicada en Administración Pública, Adultos Mayores, Jovenes, Mujeres y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario